Memoria Anual 2016

Mural del Comité de DDHH La Legua. Calle Francisco de Zarate. Foto: Archivo cosmopolita

Mural del Comité de DDHH La Legua. Calle Francisco de Zarate. Foto: Archivo cosmopolita

 

Con mucha alegría compartimos con ustedes nuestra Memoria Anual 2016 en versión digital.

Agradecemos a quienes amablemente asistieron a nuestro lanzamiento. Esperamos que sigan acompañándonos en este camino que busca contrarrestar los signos de violencia y muerte ejercida día tras día por el Estado chileno contra las pobladoras y pobladores de Legua Emergencia.

Para descargar la memoria, haga click en el siguiente link: memoria anual 2016

 

Anuncios

Presentación Memoria Anual 2016

invitacion_print

Presentación

MEMORIA ANUAL 2016

La vida se sigue sucediendo y nosotros la celebramos. El día jueves 28 de septiembre a las 19.00 horas en la Junta de Vecinos de Legua Emergencia (Venecia 3281), Tai Lin, Arquitecto que ha estudiado La Legua, compartirá su sentir y pensar en torno a esta memoria.

Posteriormente  el grupo de teatro La Media Compañía presentará la obra “Padre Pedro”.

 

Organizan:

Comité de Defensa y Promoción de Derechos Humanos de La Legua

Club Social y Deportivo Venecia

Nuevo allanamiento y robo cometido por funcionarios policiales en La Legua

Declaración Pública

Nuevo allanamiento y robo cometido por funcionarios policiales en La Legua

Llevaron a cabo una revisión exhaustiva del hogar, usando incluso los perros de la institución. Aunque no hallaron lo que pretendían encontrar, presumiblemente droga, sí se encontraron con el dinero que la familia había ahorrado durante todo un año para las vacaciones próximas. Sin mediar explicación alguna, requisaron el dinero, introduciéndolo a bolsas de evidencia. Además, uno de los funcionarios se metió en el bolsillo veinticinco mil pesos que contenía una alcancía que correspondían a los ahorros que el niño pequeño del hogar había realizado.

Fuente imagen: Emol

El pasado viernes 15 de septiembre, aproximadamente a las 07:15 de la mañana, un grupo de funcionarios de la PDI realizó agresivos y violentos allanamientos en al menos 6 hogares de la calle Sánchez Colchero del sector Legua Emergencia, comuna de San Joaquín.

La denuncia fue realizada a nuestro Comité por una de las personas afectadas, A.N, quien relató lo vivido al interior de su casa junto a su compañero y sus hijos de 2 y 9 años de edad.  Los funcionarios policiales no se identificaron a la hora del allanamiento,  salvo uno, Patricio García, Subprefecto de la PDI. Irrumpieron en el hogar rompiendo la puerta, para luego  interrogar a los moradores con insultos y amenazas, todo ello frente a los menores de edad. Llevaron a cabo una revisión exhaustiva del hogar, usando incluso los perros de la institución. Aunque no hallaron lo que pretendían encontrar, presumiblemente droga, sí se encontraron con el dinero que la familia había ahorrado durante todo un año para las vacaciones próximas. Sin mediar explicación alguna, requisaron el dinero, introduciéndolo a bolsas de evidencia. Además, uno de los funcionarios se metió en el bolsillo veinticinco mil pesos que contenía una alcancía que correspondían a los ahorros que el niño pequeño del hogar había realizado.

Terminado el allanamiento y luego de retirarse del lugar, los policías volvieron a ingresar al domicilio para esta vez llevarse detenida a A.N. El subprefecto García le indicó a A.N. que su detención se debió que “no tenía cómo justificar el dinero que tenía en su casa”.  A.N. fue luego detenida y trasladada hasta la unidad policial de la PDI en San Miguel. En este lugar fue nuevamente insultada por funcionarias y funcionarios, amenazada, y presionada para firmar un documento en el que se decía que el dinero encontrado en su casa era de $600.000 y no la suma verdadera, que corresponde a $1.500.000 que como familia habían ahorrado.

Cabe destacar que esto es una práctica recurrente, ominosa y transgresora, que no solo atenta contra los derechos esenciales de los pobladores, sino que habla de la probidad, ética y legalidad con que los funcionarios policiales están actuando desde hace mucho tiempo en la población. Un caso similar que adquirió relevancia pública ocurrió durante el 2015. Se trata del caso que afectó a la pobladora Katherine Venegas -residente del sector de Emergencia- cuyo domicilio fue allanado ilegalmente, sustrayéndose también una importante suma de dinero sin justificación, hecho que luego la Corte Suprema reconoció como una actuación ilegal y violenta por parte de Carabineros de Chile.

La violencia, impunidad y replicabilidad de estos hechos evidencian las dinámicas y praxis institucionales que no hacen sino insistir de forma permanente en procedimientos que vulneran los derechos fundamentales de las personas, perpetuando la lógica de violencia con la que conviven hoy las vecinas y vecinos de La Legua. Exigimos, por tanto, que la institución involucrada dé una respuesta a esta familia que fue ultrajada, robada y violentada por el Estado y que hoy se siente temerosa e impotente.

Finalmente, consignamos que la familia, en conjunto con el Comité, harán las denuncias formales respectivas.

Comité de Defensa y Promoción de Derechos Humanos de La Legua

Abrazo de justicia, paz y solidaridad a la cárcel de San Miguel

san miguel

La Justicia y la Paz se abrazan (Salmo 84, 11)

Lo que hemos visto y oído…

La realidad carcelaria es de una indignidad que ya no es tolerable. La miseria y la violencia se dan cita en la cárcel, muchos lo sabemos, lo conocemos, lo hemos visto y oído.

 

Ante lo anterior queremos hacer un gesto de denuncia profética. Esto tiene que cambiar. Y un anuncio de solidaridad, justicia y paz. Queremos abrazar.

Acuérdense de los que están presos, como si estuvieran presos con ellos; y de los maltratados, como si estuvieran en sus cuerpos (Hebreos 13,3)

¿En qué consiste?

Llamamos a reunirnos a un costado de la cárcel de San Miguel, para tener un espacio de conmemoración, un momento de encuentro, oración, canto y reflexión. El centro de la actividad será un abrazo a la cárcel. Nos tomaremos de las manos y  rodearemos la cárcel.

¿Por qué un abrazo?

El abrazo es símbolo de que yo te quiero, tú me importas, yo soy tu hermano. El abrazo simboliza amor, amistad, solidaridad y fraternidad.

En una cultura en que los privados de libertad son desechos sociales, en que no sólo viven marginados y excluidos, sino que son despreciados y sufren condiciones de vida indignas, nosotros queremos manifestarnos y decirle al país, que ellos y ellas nos importan. Queremos decir, aquí están hombres y mujeres presos(as) y son nuestros hermanos. Y que nuestro amor traspase muros, rejas y barrotes

¿Cuándo?

El Domingo 27 de Agosto A las 12:00 am, en honor del día de la solidaridad  y en memoria de Alberto Hurtado, un profeta de la justicia, paz y solidaridad

¿Dónde?

A un costado de la cárcel de san Miguel ubicada en la calle san Francisco #  4756, San Miguel Santiago. Metro Lo vial.

 

 

 

 

DECLARACIÓN| A la comunidad de los hermanos que han ocupado las tierras usurpadas por Benetton

recuperacion_comunidad_Boyen_Mapu

Lof Malleco, Ercilla, 9 de agosto de 2017

Facundo Jones Huala

Presente

A la comunidad de los hermanos que han ocupado las tierras usurpadas por Benetton:

Desde el lof Malleco de la comunidad Boyen Mapu levantamos nuestra voz para declarar nuestra solidaridad con los compañeros mapuches que al otro lado de la cordillera, pero del mismo wallmapu en que hemos nacido todas y todos nosotros, están siendo amenazados por Gendarmería del estado argentino, luego de reivindicar y ocupar las tierras que ese mismo estado negoció y vendió, tal como lo hiciera ferozmente el estado de Chile contra los pueblos indígenas de su actual territorio.

La ocupación de este pequeño lugar es un peldaño más en el largo camino de recuperación y resistencia que hemos venido actualizando desde hace décadas. Fraternizamos con la causa, abrazamos su coraje, compartimos el proyecto de liberar en pos de nuestro pueblo y de nuestros hijos lo que ha sido usurpado por el estado, privados y trasnacionales en nuestras tierras. Ellos han arrasado los bosques nativos, cambiado el curso de los ríos, contaminado el agua y la tierra, explotado incesantemente lo que regala la naturaleza para satisfacer su codicia. Ante eso nos oponemos, tal como lo hicieran tantos weichafes que han sido asesinados, como acaban de serlo Patricio González y Luis Marileo que con su sangre, no obstante el dolor, nutren de convicción y dignidad nuestra causa.

Lo saben, pero es bueno recordarlo. Hombres y mujeres de nuestras comunidades han sido hostigados, perseguidos, detenidos, involucrados en montajes policiales y judiciales, han sufrido largas condenas, huelgas de hambres, soledad e incomprensión, repudio y juicios morales con el afán de vencernos. Sin embargo, su coherencia de lucha y su modo de enfrentar el mal poder, ha causado lo contrario; nos han ayudado a sentirnos más vivos, sentir que somos más y que somos mejores para seguir siendo parte integral del ñuque mapu.

Compañeros, sientan ustedes la sincera fuerza de la tierra que nos hermana, la fuerza espiritual y psicológica que de ella emana. Sientan nuestro abrazo, con orgullo y admiración, para continuar cultivando nuestra lucha.

Quiñe mafüln, newen.

 

 

Carolina Marileo Saravia

Presidente de la Comunidad Boyen Mapu,

Sector San ramón, Comuna de Ercilla, IX región.

Domingo en Legua Emergencia. Abuso policial y corrupción

 

 

Mural del Comité de DDHH La Legua. Calle Francisco de Zarate. Foto: Archivo cosmopolita

Mural del Comité de DDHH La Legua. Calle Francisco de Zarate. Foto: Archivo cosmopolita

CRÓNICAS

Es una sección descriptiva y de opinión de los integrantes del Comité de Derechos Humanos de La Legua con respecto a lo que se vive en nuestra población y otros lugares de Chile intervenidos por el Estado y en donde el abuso y violencia policial ha ido erosionando los lazos de solidaridad y esperanza, no obstante la resistencia que el arraigo e identidad anteponen.

Domingo en Legua Emergencia. Abuso policial y corrupción

En este apartado, reseñamos la primera de tres partes donde testimonios de abuso policial hacia los pobladores de La Legua son una constante.

Los pobladores de Legua Emergencia, yendo y viniendo de la feria. Al lado derecho uno de los autos del GOPE que acostumbra a rondar por las calles de la población. Fuente: Archivo Cosmopolita.

Los pobladores de Legua Emergencia, yendo y viniendo de la feria. Al lado derecho uno de los autos del GOPE que acostumbra a rondar por las calles de la población. Fuente: Archivo Cosmopolita.

Convocados por tres pobladores que quieren relatar abusos de poder ocurridos en el mes de julio de 2017 por parte de carabineros, caminamos por las calles de la población en dirección a sus casas. Mirando hacia el oriente comienza el incesante desfile de carros y transeúntes que, como siempre, repletan la feria de domingo de La Legua, que con los coleteros en sus puntas se alarga como preámbulo o despedida del trayecto dominical. Un poco más allá, funcionarios de carabineros se pasean por la feria comprando frutas y otros productos, como cualquier otro vecino, con la gran diferencia que lo hacen armados y custodiados, innecesariamente, por dos carabineros más que los esperan en el carro policial apostado en la esquina de la calle San Gregorio norte.

Los pobladores de Legua Emergencia, yendo y viniendo de la feria. Al lado derecho uno de los autos del GOPE que acostumbra a rondar por las calles de la población. Fuente: Archivo Cosmopolita.

 

Domingo 30 de julio de 2017: Carabineros por la vereda de Jorge Canning. Fuente: Archivo Comité de DDHH La Legua.

Domingo 30 de julio de 2017: Carabineros por la vereda de Jorge Canning. Fuente: Archivo Comité de DDHH La Legua.

Nos encontramos con el primer vecino, se siente contrariado. “Toda mi vida, desde chico, yo vi a mis papás luchar contra la dictadura militar, con valores y principios que yo intento traspasar a mis hijos. Ahora que estoy en una situación de apremio se me viene eso a la cabeza y no me siento capaz de denunciar a los pacos por temor de algo mayor”. Traga saliva, nos queda mirando y continua, “la semana pasada por ningún motivo conocido, un carabinero se abalanza sobre mí y me empieza a golpear ferozmente en la vereda delante de mucha gente que miraba sorprendida y asustada. Este paco es conocido por sus actos de matonaje. Como antes lo fueron “el reguetonero” y “el carepollo”, ahora está él. Yo le grito que me deje en paz y él más me pega. Le digo, entre los golpes, que soy trabajador –trabajo en la construcción- y que no sé por qué me golpea y él dice que para que no me pase rollos con él”.

Silencio. Al terminar su relato le preguntamos por alguna identificación, día, hora, lugar, todo lo necesario para hacer una posible denuncia administrativa o en la Fiscalía. “Si me acuerdo, sé cada una de esas cosas, pero ¿¡para qué!? Yo quiero acabar con esto, sobre todo que no le pase nada a mis hijos porque le pueden pegar, amenazar, pasarlo mal. Además que no sé el nombre del funcionario, aunque podría saberlo, andaba sin la identificación, pero es del carro GOPE que se pasea de un lugar a otro de la población con el supuesto objetivo de defendernos de las balas y el tráfico de drogas. Le grité al paco que lo denunciaría, que no iba a quedar impune su abuso y me contesto ‘hace la wea que queraí a nosotros nadie nos va a ganar’. No conforme con eso empezó a gritar en voz alta para que los vecinos escucharán ´el loco es sapo, es sapo’ y así. O sea primero me pega sin motivo, después me amenaza y finalmente me difama delante de los vecinos para que algunos de ellos me miren con sospecha o rabia y crean que los meto en problemas. Es angustiante esta cuestión, es de un abuso que no se pude explicar”.

Es verdad, ¿cómo explicar el abuso de poder de la autoridad, en este caso Carabineros, ante la gente? Son numerosas las denuncias en el mismo sentido; similar es la angustia, la sensación de vacío, impotencia, soledad. Todo se hace cuesta arriba. El círculo de poder, la corrupción que denuncian los pobladores entre carabineros y traficantes no es solo un rumor, ocurre todos los días, pero ¿quién puede-quiere exponerse ante lo que esa denuncia responsable, como le llaman por ahí, significa? ¿Quién desea exponerse a la violencia asesina del tráfico de drogas en complicidad con funcionarios policiales, representantes del estado de Chile, garantes supuestos de la seguridad de la población? Nadie, pues cruzar el umbral de la denuncia con evidencias, es acercarse un poco más a la tragedia de la indefensión cercana a la muerte.

Comité DD.HH. La Legua y Clínica UDP presentan informe sobre violencia policial a 15 años de intervención del Estado

El informe, que devela la existencia de un instalado patrón de violencia policial, fue presentado el día viernes 16 de  junio de 2017 en Legua Emergencia y ahora se encuentra disponible en versión digital para su libre distribución.

Imagen libro

Bajo el título “A quince años de intervención estatal: violencia policial en La Legua”, el informe, que fue financiado por la Embajada de Alemania en Chile, se propone develar una realidad invisibilizada: la de la violencia policial instalada en un territorio desde que el Estado decidió intervenirlo.

Uno de los puntos centrales del trabajo intenta demostrar que lo que ha ocurrido en la población La Legua, desde que se da inicio al llamado “Plan de Intervención” es que no ha habido propiamente un “plan” para hacer frente a la realidad del narcotráfico sino más bien una ocupación policial que no ha tenido metas claras, responsables ni evaluaciones.

El informe sistematiza las denuncias de violencia policial que ha recibido el Comité de Defensa y Promoción de Derechos Humanos de La Legua entre los años 2006 y 2016, lo que demostraría que existe un patrón sistemático de vulneración de derechos en el marco de la intervención. Junto con esto, se identifica también qué factores institucionales contribuirían a favorecer los patrones de violencia policial.

Para descargar el informe completo en versión digital haga click en el siguiente enlace.